Archivo de la etiqueta: nacimiento

Recordemos a Camilo en el aniversario 82 de su nacimiento

Se cumplen 82 años de aquel 6 de febrero de 1932, cuando en la barriada de Lawton, en La Habana, nació Camilo Cienfuegos Gorriarán, un hombre cuya vida alcanzó dimensión de leyenda y que a pesar de su corta existencia 27 años, su ejemplo se afirma hoy en el quehacer del presente y en la imagen del futuro de la patria nueva que él ayudó a levantar desde sus cimientos.

No vamos en esta crónica, a relatarles una biografía apologética de Camilo para argumentar lo dicho anteriormente. El Señor de la Vanguardia no la necesita, porque, como dijera Fidel, “Él es la imagen del pueblo”, un hombre con defectos y virtudes, con penas y alegrías, como todos, pero que tuvo en la libertad de la patria una vocación e hizo de ella su principal devoción en la vida, y lo logró a costa de su propia existencia.

De Camilo Cienfuegos en estos años han escrito miles de cuartillas en periódicos y revistas, se han editado decenas de libros, en su acción y su obra se han inspirado poetas y cantores y sobre su vida, los que les conocieron han contado miles de anécdotas de sus luchas en el llano o en la Sierra, de su lealtad a Fidel, de su entrañable amistad con el Che, de su personalidad propia del cubano común como somos los que habitamos esta isla.

Ese ha sido el secreto de la permanencia de Camilo entre nosotros y así debemos verlo, no en una u otra fecha, sino siempre y rendirle el homenaje que merece del pueblo que lo escogió para situarlo en un lugar privilegiado de la historia adonde llegó, como expresara el Che, “con golpes de audacia, con tesón, con inteligencia y con devoción”

Resulta difícil hablar de Camilo como alguien que ha muerto porque a él lo podemos ver cada día en la sonrisa de un niño, en la vitalidad de un joven, en la frente sudorosa de un obrero o un campesino, en la dignidad y heroísmo cotidiano de cada hombre o mujer de este pueblo, que aprendió de él las mejores lecciones para seguir siendo hoy, mañana y siempre, libres.

Al cumplirse hoy 6 de febrero el aniversario 82 de su natalicio recordémosle diciéndole: Vamos bien Camilo, junto a Fidel, Raúl y tu Revolución.

Lázaro Peña : Capitán de la clase obrera

Nacido en La Habana el 29 de mayo de 1911, hace hoy 102 años, Lázaro Peña González, de humilde obrero tabacalero se convirtió en uno de los más destacados líderes del movimiento obrero cubano de todos los tiempos.

Hijo de una obrera despalilladora de tabaco y de un albañil, a la muerte del padre siendo aún un adolescente, tuvo que enfrentarse a los avatares de la pobreza, transitando por oficios como herrero, carpintero, constructor y yesista, hasta que por gestiones de la madre comenzó a trabajar en la fábrica de tabacos El Crédito, donde se inició en la dura labor de tabaquero.

Pero en este medio Lázaro Peña aprendió sobre todo el difícil oficio de revolucionario y defensor de la clase obrera, por lo que pronto llegó a ser un prestigioso líder sindical, ganándose el respeto de sus compañeros y el de otros sectores explotados.

Ya en 1930, con sólo 19 años de edad, Lázaro ingresó en el Partido Comunista y como líder sindical jugó un importante papel en la Huelga General Obrera que en agosto de 1933 derrocó al dictador Gerardo Machado, mientras que en 1935, fue electo miembro del Comité Central del Partido.

Lázaro Peña fue un gran luchador por la unidad obrera frente a las organizaciones divisionistas, lo que lo llevó en enero de 1939 a fundar la Confederación de Trabajadores de Cuba, la gloriosa CTC, de la cual fue su secretario general hasta 1947.

Durante la dictadura de Fulgencio Batista, aún bajo la represión y los encarcelamientos, Lázaro mantuvo su labor de la unidad del movimiento obrero, enfrentándose a los que habían usurpado la dirección de la CTC, hasta que tuvo que marchar al exilio regresando después del triunfo de la Revolución en 1959.

Nuevamente en Cuba, Lázaro Peña asumió otra vez la dirección de la CTC como Secretario General, ahora con la misión de sumar a las masas trabajadoras a las tareas revolucionarias, lo que cumplió satisfactoriamente hasta su muerte, el 11 de marzo de 1974.

Por todo lo que hizo por los trabajadores cubanos, Lázaro Peña González fue llamado con toda justicia el Capitán de la Clase Obrera.