Archivo de la etiqueta: cubano

Félix Varela, primer filósofo cubano

varela-flagA las 8 y 30 de la noche del 25 de febrero de 1853, en un cuarto al fondo de la parroquia de San Agustín de la Florida, entonces territorio español, falleció presbítero, el Félix Varela Morales, el primero que nos enseñó a pensar, según José de la Luz y Caballero, el que nos dio la primera libertad, la del pensamiento y la primera independencia, la de la razón, como expresara Fernando Ortiz.

De madre cubana y padre castellano, Félix Varela nació en la calle habanera de Obispo # 91, el 26 de noviembre de 1788. De niño fue llevado a San Agustín de la Florida donde su abuelo, coronel de infantería quiso hacerlo soldado, pero al ver los esclavos encadenados y escuchar prácticas de tiro en un fuerte dijo: mi designio no es matar hombres, sino salvar almas.

El Obispo de Espada fue el descubridor y mecenas de Félix Varela. Primero lo impulsó como profesor de San Carlos, después autorizó, sin la edad requerida, que se hiciera sacerdote y por último lo propuso diputado a las cortes de España, donde abogó por la abolición de la esclavitud, pero pronto tuvo que huir de la península llegando a Nueva York en diciembre de 1823.

Fue condenado a muerte por la corona. Ya para entonces era Félix Varela el más famoso de los filósofos cubanos, el más profundo de nuestros pensadores y el más entusiasta y virtuoso de nuestros maestros.

En su tiempo los criollos llamaron a Varela, el Padre de la Patria, cuando aún no habían nacido ni Céspedes, ni Agramante, ni José Martí.

Sus amigos de habla inglesa le pidieron a Varela que se hiciera ciudadano norteamericano, pero él rechazó esa propuesta diciendo: Debo tributo a mi Patria, no uniéndome a otra.

Atentaron contra su vida en dos oportunidades en Boston y en Filadelfia y cuando se enteró que a un bandido le habían ofrecido 30 mil pesos para que lo matara expresó: “a ello opondré mis 30 mil verdades”.

Hoy existen algunos asalariados de Estados Unidos, dentro y fuera de Cuba, que pretenden profanar la memoria de este primer cubano, con proyectos anexionistas para que la nación siga siendo lo que fue antes, un protectorado del norte revuelto y brutal. A esos el propio Varela responde: “Hay hombres infames, para quienes las voces Patria y Virtud nada significan”.

Hoy a 163 años de su muerte, los restos del presbítero Félix Varela descansan en el Aula Magna de la Universidad de La Habana.

Día del Libro Cubano

dia_del_libro_cubanoHoy se celebra el Día del Libro Cubano en homenaje al 31 de marzo de 1959 cuando por el Decreto Ley 187 del Gobierno Revolucionario se creó la Imprenta Nacional de Cuba, que diera paso a la publicación masiva de libros y otros textos con el propósito de ampliar el acervo cultural de nuestro pueblo, una isla que por entonces con poco más de 6 millones de habitantes tenía un millón de analfabetos y una cifra similar de personas subescolarizadas.

A propuesta del Comandante en Jefe Fidel Castro, la primera obra publicada por la Imprenta Nacional fue el clásico de la literatura española “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha”, del cual se editaron 400 mil ejemplares en cuatro tomos, vendiéndose a la población al precio de 25 centavos.

En ese sentido el 15 de marzo de 1960 el entonces Primer Ministro, Comandante en Jefe, Fidel Castro señaló con visión futurista: “Los niños y los padres tendrán en los hogares cubanos bibliotecas que antes eran del privilegio de los poderosos”

Después del Quijote, la Imprenta Nacional realizó otras emisiones de clásicos de la Literatura Universal como las antologías poéticas de César Vallejo, Rubén Darío, Pablo Neruda y Nicolás Guillén, entre otros, además de producir las Cartillas Alfabeticemos y Venceremos para la gran Campaña Nacional de Alfabetización que se desarrolló en 1061.

En 1962 la Imprenta Nacional se transformó en la Editora Nacional bajo la dirección del prestigioso escritor cubano Alejo Carpentier, que le dio un mayor impulso a la producción de libros, mientras que en 1967 se creaba el Instituto Cubano del Libro que a partir de ese momento contó con un sistema de editoriales que son las encargadas de publicar y satisfacer las necesidades de textos para los diferentes sectores como el educacional, universitario, político, juvenil científico y literario, tanto de la cultura nacional como universal.

El Instituto Cubano del Libro se encarga también de la poligrafía y de la comercialización de textos a través de una red de más de 350 librerías existentes en los 169 municipios del país, incluidas zonas rurales y montañosas. En la actualidad el Instituto edita más de 2 000 títulos anuales con una tirada superior a los 30 millones de ejemplares a pesar de las limitaciones que impone el bloqueo económico a Cuba por parte de Estados Unidos.

Como expresión máxima del desarrollo alcanzado en esta rama de la cultura, cada año en los meses de febrero y marzo se celebra la Feria Internacional del Libro, que se extiende por decenas de ciudades de todo el país.

Puede decirse entonces que hoy 31 de marzo, Día del Libro Cubano, en esta pequeña isla del Caribe se hace realidad la máxima martiana de que “Leer es crecer” porque cada libro abierto es una puerta de luz al conocimiento humano.