Archivo de la etiqueta: Cuba

La Ciudad Primada de Cuba de aniversario 505

Baracoa

Baracoa

La historia no lo cuenta, pero imaginemos que el gran almirante Cristóbal Colón cuando el primero de diciembre de 1492 hondeó sus naves de la bahía de hoy ciudad de Baracoa, prendado de tanta belleza pudo exclamar, que en vez de descubrir una isla había llegado a un pedacito del paraíso terrenal.

Lo mismo seguramente habrán pensado los conquistadores españoles que el 15 de agosto de 1511, fundaron la Primera Villa de la Isla, a la que llamaron Nuestra Señora de la Asunción, complementándose ese título con el nombre de Baracoa, que era como los aborígenes llamaban a este lugar.

Baracoa se convirtió así en el segundo sitio poblacional de América y en la primera capital y obispado de la isla, condiciones que mantuvo hasta 1515, en que ambas funciones se trasladaron a Santiago de Cuba.

No obstante, la Primer Villa quedó marcada para la historia con el título de Ciudad Primada, y los más de cinco siglos transcurridos desde su fundación, reafirman el orgullo de que fuera por aquí, por Baracoa, por donde comenzara a transitar la historia de nuestra amada isla caribeña de Cuba.

Y por si fuera poco, el calendario parece que detuvo sus pasos en esta ciudad  que hoy, como entonces, continúa atrayendo a todos por sus encantos naturales, por su estructura colonial y por la nobleza de sus hijos.

Recordar a Baracoa hoy es apegarse a la historia, con sus fuertes como los de Matachín y La Punta, que sirvieron para la defensa de la Plaza; con sus viviendas de anchos portones, ventanales y techos de tejas francesas a dos aguas; con su malecón bordeando el entorno costero; con sus montañas como el Yunque y la Bella Durmiente, cargadas de leyendas y con su hermosa y limpia bahía norteña, donde un día el gran almirante fondeó sus naves al quedar prendado de tantas bellezas.

En fin, a 505 años de su fundación, es hoy una gran dama privilegiada de encantos, siempre joven y hermosa, a la cual se le besa con orgullo y con el deseo de que siga siendo por siempre la Ciudad Primada de Cuba.

Nacionalizaciones en Cuba: importante paso para consolidar el socialismo

f0045895Para a Cuba revolucionaria fue memorable la fecha del 13 de octubre de 1960, hace 55 años,  cuando sendos decretos-leyes promulgados por el Gobierno Revolucionario, pusieron fin a los intereses de la burguesía criolla en el país, que venia haciendo el juego al imperialismo norteamericano en sus agresiones económicas contra la isla.

Esa noche, mediante el Decreto Ley 890 fueron nacionalizadas 382 grandes empresas propiedad de los burgueses, entre ellas, 105 centrales azucareros. Así como fábricas de jabonería, perfumería, textiles, productos lácteos, molinos de arroz, tiendas por departamentos, circuitos cinematográficos y almacenes de la economía.

Otro decreto-ley el 891 aprobado ese propio 13 de octubre de 1960, nacionalizaba 37 grandes bancos propiedad de la burguesía nacional, así como sus 300 sucursales y oficinas que se extendían por todo el territorio cubano, mediad que permitió la instalación de un sistema bancario revolucionario, teniendo en cuenta además, que un mes antes también se había nacionalizado la banca norteamericana que operaba en Cuba.

Apenas dos días después, el 15 de octubre de 1960, en una comparecencia por la Televisión Cubana el Primer Ministro del Gobierno Revolucionario, Comandante en Jefe Fidel Castro, explicaba las causas y alcance de este proceso de nacionalización y señalaba: “El poder económico y político de los grandes privilegios en Cuba ha sido liquidado. La Revolución entra en una segunda etapa, cuyos métodos de la transformación económica será distinto”

Ya en el mes de agosto de ese mismo año 1960 el Gobierno Revolucionario cubano había iniciado este proceso de nacionalización a favor de la economía de la isla, cuando fueron expropiados  un grupo de intereses norteamericanos radicados en Cuba, incluyendo tres refinerías de petróleo y varios centrales azucareros, mientras que el 24 de octubre de ese propio año pasaban a manos del estado revolucionario otras 166 empresas estadounidenses que todavía quedaban en el país.

Todo este proceso nacionalizador de agosto, septiembre y octubre de 1960, permitió a Cuba iniciar el período histórico de la construcción del socialismo en nuestro país, que el 16 de abril de 1961 tuvo su punto culminante al proclamar Fidel el carácter socialista de la Revolución Cubana.