Archivo de la etiqueta: combate

Combate de Alegría de Pío, primer bautismo de fuego del Ejército Rebelde

Exactamente diez días después de la partida del yate Granma del puerto mejicano de Tuxpan y a tres días del azaroso desembarco, los 82 expedicionarios llegaron el 5 de diciembre de 1956 al lugar conocido por Alegría de Pío, donde en un pequeño bosque rodeado de cañaverales instalaron campamento para esperar la noche e internarse en el monte firme.

Después de casi todos dormir la mañana, al mediodía todo pareció volver a la normalidad, unos cortaban cañas para comer, otros se curaban las llagas de los pies, algunos charlaban entre sí o aprovechaban para consumir la magra ración de la jornada: medio chorizo con dos galletas.

En eso estaban cuando sonó un primer disparo y seguidamente una lluvia de balas cayó sobre ellos. Fue tanta la sorpresa que, aunque algunos se aprestaron a resistir, la mayoría trató de escapar de aquel infierno dantesco en que se convirtió Alegría de Pío.

El propio Fidel intentó reorganizar la fuerza, pero no pudo, debido a la confusión reinante y el intenso fuego al que fue sometido el cañaveral y que obligó a los expedicionarios a dispersarse, cada cual como pudo.

Varios de ellos fueron muertos al instante, otros fueron hechos prisioneros o se entregaron y posteriormente asesinados, mientras que solo unos pocos pudieron alejarse del lugar, aunque de forma dispersa.

Así fue aquel 5 de diciembre de 1956 el primer bautismo de fuego de los expedicionarios del yate Granma. Así fue que empezó a forjarse el futuro Ejército Rebelde, cuando aquel grupo de revolucionarios doce hombres y siete armas, se reencontraron varios días después lo que hizo exclamar a Fidel: ¡Ahora sí ganamos la guerra!

Veinticinco meses más tarde esa frase se hizo realidad.

55 aniversario del Combate de Cerro Pelado

Por Armando Fernández Martí

El 27 de septiembre de 1958, hace hoy 55 años, tropas del Ejército Rebelde del Primero y Tercer Frentes de la Sierra Maestra, operando en sus respectivos territorios, derrotaron dos batallones de soldados de la tiranía batistiana causándoles numerosas bajas entre muertos, heridos y prisioneros.

En el Primer Frente dos pelotones rebeldes al mando del Comandante Lolo Sardiñas al iniciarse la noche cercaron y atacaron un batallón del régimen atrincherado en el lugar conocido por Cerro Pelado, a cuatro kilómetros del entonces Central Estrada Palma, hoy Bartolomé Masó, ubicado a cuatro kilómetros de Veguitas, Manzanillo.

El ataque rebelde contó con el apoyo de una batería de morteros de 81 milímetros dirigido por el Capitán Pedro Miret, cuyos obuses, 54 en total, cayeron sobre el campamento enemigo destrozando el Puesto de Mando, las casas de campaña y otras instalaciones, mientras que la infantería insurgente disparaba con dos ametralladoras 50 y los contendientes se podían ver las caras por la luminosidad de los disparos.

No obstante poseer morteros y ametralladoras el ejército de la tiranía necesitó el apoyo de la aviación, pues la noche era clara, así como de los cañones de los tanques Sherman acantonados en Estrada Palma, pero sus proyectiles de 75 milímetros caían más acá del cerro. En total el enemigo sufrió 67 bajas entre muertos y heridos que tuvieron que ser evacuados al siguiente día en helicóptero, ya que ninguna tropa acudió en su ayuda.

Por su parte, el Ejército Rebelde tuvo que lamentar la pérdida de cinco valientes combatientes, en tanto que en este combate tuvo su bautismo de fuego el Pelotón Femenino de Las Marianas, que soportó con valentía durante varias horas loe embates del enemigo.

Ese mismo 27 de septiembre de 1958 en el lugar conocido por Paraná, a decenas de millas del Cerro Pelado, fuerzas rebeldes del Tercer Frente al mando del Comandante Guillermo García, atacaron a un batallón enemigo de 300 soldados propinándole una vergonzosa derrota e incluso, capturando a su jefe el Teniente Coronel Nelson Carrasco Artiles, el oficial de más alto rango de la dictadura hecho prisionero durante la gesta de liberación nacional.

Sobre estos combates del Cerro Pelado y Paraná, en el primer y Tercer Frentes de la Sierra Maestra, el Comandante en Jefe Fidel Castro escribió un informe hace 55 años, donde destacó: “Cada día se evidencia más la superioridad táctica y estratégica de los rebeldes sobre la decadente y desmoralizada fuerza de la tiranía (…) ¡ilusos los que se imaginan que hay para la tiranía salvación posible!”