Archivo por días: 07/11/2013

11 de julio: Día Mundial de la Población

En correspondencia con lo establecido por las Naciones Unidas en 1989, cada 11 de julio se celebra el Día Mundial de la Población, cuyo objetivo es llamar la atención sobre la urgencia e importancia de resolver los problemas relativos en los planes y programas de desarrollo global y la necesidad de encontrar soluciones a esos temas, teniendo en cuenta que la población del planeta crece a razón de casi tres personas por segundos y que para 2050 se estima que el número de habitantes de la tierra se eleve, probablemente, hasta 9 400 millones.

Para este 11 de julio, la Oficina del Fondo de Población de las Naciones Unidas eligió como tema central el embarazo en la adolescencia, con el objetivo de contribuir a un mundo donde cada embarazo sea deseado, cada parto sea sin riesgos y cada persona joven alcance su pleno desarrollo.

Actualmente el mundo lo compartimos más de 7 300 millones de seres y la mayoría de ellos, una tercera parte, viven en los países del Tercer Mundo donde la pobreza, el hambre, la situación sanitaria, la falta de educación, la escasez de agua y otros males, incluidos los medioambientales, laceran el desarrollo de esas naciones.

Siendo así, el mundo tendrá que cambiar mucho para dar solución a esos problemas, que en vez de mejorar, como es propósito del Fondo de Población de la ONU, más bien empeoran y más cuando los países desarrollados, el llamado Primer Mundo, derrocha a más no poder los recursos materiales y naturales que, por supuesto, extraen de los países más pobres condenándolos a la miseria, porque no son revertidos hacia ellos en cobertura médica, nivel educativo, alimenticio y otros beneficios.

La solución de los problemas del mundo no se vislumbran a corto o mediano plazo y la población del planeta seguirá creciendo año tras año, acumulando necesidades, que de algún modo tendrán que escapar algún día mediante conflictos sociales de los cuales no estarán exentos los propios países ricos, como se ha visto en los últimos tiempos.

Por eso, el Fondo de Población de la ONU trabaja a través de diversos sectores y con varios socios para otorgar a los adolescentes y jóvenes las habilidades necesarias para lograr sus sueños, para pensar críticamente y expresarse con libertad. Promover la salud, lo que incluye permitirles el acceso a información de contenido sexual y reproductivo, educación, comodidades y servicios. Facilitar a los jóvenes el acceso a planes de vivienda y de empleo. Defender los derechos de los jóvenes, especialmente aquellos de las adolescentes y de los grupos marginales para que crezcan segura y saludablemente y ser el objeto de inversiones sociales. Impulsar a los liderazgos juveniles y su participación en decisiones que les conciernan, incluyendo el desarrollo de sus sociedades.

En el Día Mundial de la Población de 2013, el llamado es a sensibilizar a la opinión pública sobre los problemas que conlleva el embarazo adolescente para asegurarnos de que todos los embarazos son deseados, todos los nacimientos son seguros y que todos los niños pueden desarrollar su potencial. Unos 16 millones de chicas menores de 18 años dan a luz cada año, otros 3.2 millones se someten a abortos en condiciones inseguras, he ahí la importancia de este llamado en este día.

Batalla de El Jigüe, importante combate librado por el Ejército Rebelde

Por Armando Fernández Martí

El 11 de junio de 1958, hace hoy 55 años, tuvo su comienzo a Batalla de El Jigüe, una de las más cruentas acciones levadas a cabo por el Ejército Rebelde durante la última gesta de liberación nacional, que se extendió por once días terminando con la victoria de las armas insurrectas.

En El Jigüe, un intrincado paraje de la Sierra Maestra, había establecido su campamento el Batallón 18 del ejército de la dictadura, integrado por más de 600 soldados al mando del Comandante José Quevedo.

En los días previos al combate el Comandante en Jefe Fidel Castro se encargó personalmente del cerco del campamento, estableciendo pelotones y escuadras rebeldes en puntos estratégicos que rodeaban la zona, para no permitir que las fuerzas enemigas entraran o salieran de El Jigüe sin ser interceptadas por tropas insurrectas.

Una vez conseguido ese propósito, al amanecer del 11 de julio de 1958 se inician las acciones, cuando una patrulla rebelde ataca el Batallón 18 con el objetivo de herir a algún soldado, para que al ser enviado hacia la playa emboscar a los que los conducen, que fueron dos pelotones que llevaba además, una arria de mulos para traer provisiones a su regreso.

Poco después de salir del campamento los dos pelotones fueron atacados por la fuerza del Capitán Guillermo García, obligándolos a retroceder nuevamente hacia El Jigüe, con un balance de 5 soldados muertos y la pérdida de armas y equipos.

A partir de ese momento, no hubo intenciones inmediatas del ejército de salir del campamento y no fue hasta el 14 de julio que lo intentaron nuevamente con los integrantes de la Compañía 103, que tuvo que enfrentar un sangriento combate que los obligó a dispersarse, regresando una parte al Jigüe y solo nueve enemigos lograron alcanzar la costa.

Los días siguientes serían angustiosos para los soldados cercados en El Jigüe, donde escaseaban as provisiones y no contaban con recursos para la atención a los heridos, lo cual fue desmoralizando a tropa que era atacaba constantemente por los rebeldes, mientras que amplificadores instalados en la zona les exhortaban a rendirse.

En tanto, la aviación de a dictadura sometía a continuos bombardeos y ametrallamientos las posiciones rebeldes que, no obstante, mantuvieron inalterable el cerco a campamento atacando a los que pretendían salir o entrar como refuerzo.

La Batalla de El Jigüe tuvo su final el 21 de julio.