Archivo por días: 03/01/2013

1ro de marzo de 1958: Extensión de la guerra, estrategia para llevarla a todo el país

Cuando el primero de marzo de 1958 dos columnas guerrilleras se separaban del núcleo central del Ejército Rebelde en la Sierra Maestra y avanzaban hacia el norte y el oeste de la otrora provincia de Oriente, comenzaba la guerra revolucionaria a extenderse por todo este territorio como parte de la estrategia global de llevarla a todo el país.

Unos días antes, el 27 de febrero de 1958 en una reunión sostenida en la Comandancia General del Ejército Rebelde los capitanes Raúl Castro Ruz y Juan Almeida Bosque fueron ascendidos al grado de Comandante y designados jefes de las columnas 6 y 3 que llevarían a la práctica tal concepción.

En tan solo dos días, fueron alistadas las tropas que cumplirían esas riesgosas misiones encomendadas personalmente, por el Comandante en Jefe Fidel Castro, y que ponían en evidencia la fortaleza alcanzada por el Ejército Rebelde en 15 meses de lucha después del desembarco de los expedicionarios del yate Granma.

La Columna 6 nombrada Frank País García la integraban 57 hombres al mando del Comandante Raúl Castro Ruz, mientras que la 3, denominada Santiago de Cuba, estaría encabezada por el Comandante Juan Almeida Bosque y disponía de 67 combatientes, incluidas dos mujeres. Ambas columnas partieron el primero de marzo de 1958, desde el lugar conocido por la Pata de la Mesa en la Sierra Maestra, donde fueron despedidas por el Comandante en Jefe Fidel Castro.

Ambos grupos guerrilleros en una primera etapa avanzaron juntos hasta que, en el lugar llamado Puerto Arturo, se separaron el 6 de marzo quedando la Columna 3 en ese lugar constituyéndose de hecho el III Frente Oriental Mario Muñoz Monroy.

La Columna 6 por su parte, continuó su avance hacia el noroeste en busca de su objetivo y no sin pocos tropiezos y peligros llegó el 11 de marzo a Piloto del Medio en el actual municipio San Luis, dejando constituido en ese lugar el II Frente Oriental Frank País García.

A partir del primero de marzo de 1958 el avance y la creación de ambos frentes en los días posteriores, constituyeron sin dudas sendas hazañas del Ejército Rebelde y el punto de partida para pasar a una etapa superior de lucha que condujera a la Revolución por los caminos de la victoria definitiva.