Archivo por meses: Febrero 2013

Rubén Batista, primer mártir universitario

Rubén Batista RubioTras permanecer 28 días en estado agónico, el 13 de febrero de 1953 fallecía en el Hospital Calixto García, de La Habana, el estudiante universitario Rubén Batista Rubio, quien había sido herido mortalmente el 15 de enero anterior, cuando la policía disparó contra una manifestación que repudiaba la afrenta cometida contra el busto de Julio Antonio Mella, situado a pocos metros de la colina universitaria.

Rubén Batista Rubio se convertía así en el primer mártir universitario de la nueva etapa dictatorial del general Fulgencio Batista y Zaldívar, que había usurpado el poder constitucional en Cuba, en marzo de 1952, un régimen sangriento que al ser derrocado el primero de enero de 1959, dejó un saldo de más de 20 000 cubanos muertos.

El cadáver del mártir Rubén Batista fue velado en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, donde le rindieron guardia de honor sus compañeros de estudio y luchas, así como otras prestigiosas personalidades universitarias y de la intelectualidad cubana.

El cortejo fúnebre de Rubén se convirtió en una sentida manifestación de duelo y de repudio al régimen dictatorial de Fulgencio Batista. El féretro del joven fue cubierto con una bandera cubana y trasladado en hombros desde la entrada de la necrópolis habanera hasta el lugar donde fue sepultado.

Un llamamiento emitido por la Federación Estudiantil Universitaria, la FEU, señalaba: “…Que la sangre de nuestro compañero Rubén no haya sido derramada en vano. Ella debe ser el estímulo de unión y sacrificio: Ahora más que nunca, alcemos la bandera de lucha popular contra el tirano y sus secuaces”

Ese compromiso de la FEU se hizo realidad durante los siete años de régimen dictatorial. La sangre de Rubén Batista Rubio fue la primera derramada por el estudiantado universitario cubano, pero no la única. La lista de mártires estudiantiles caídos en la lucha así lo confirma.