Archivo por días: 12/21/2012

Avance impetuoso del Ejército Rebelde en oriente y centro del país

Hotel Palma, donde se hospedaban los soldados de BatistaEl 23 de diciembre de 1958, hace 54 años, fuerzas combinadas del I, II y III Frentes del Ejército Rebelde, comenzaron el ataque a Palma Soriano, una de las cuidades más importantes del oriente cubano, situada a sólo 46 kilómetros de Santiago de Cuba y considerada como la retaguardia de esa capital por la Carretera Central.

Los detalles del ataque a Palma Soriano se habían ultimado el día antes, 22 de diciembre, en el lugar conocido por El Tamarindo, cercano a esa ciudad y en una reunión que sostuvieron los jefes de los tres frentes, el Comandante en Jefe Fidel Castro del I y los Comandantes Raúl Castro y Juan Almeida del II y III, respectivamente.

El ataque a Palma Soriano, donde se unieron por primera vez las fuerzas de los tres frentes, comenzó con un disparo de bazooka a la estación de la policía de esa ciudad y posteriormente, comenzó a combatirse prácticamente casa por casa, pues la dictadura tenía concentrado en ese lugar, más de 350 efectivos que además contaban con el apoyo de la aviación que bombardeó y ametralló los lugares donde se combatía sin importarle el número de víctimas inocentes que pudiera causar.

Por otra parte, ese propio 23 de diciembre de 1958 tropas de la Columna 8 al mando del Comandante Che Guevara y fuerzas del directorio Revolucionario liberan a la ciudad de Sancti Spíritus en el centro del país y la declaran territorio libre de Cuba.

Ya el día 18 las tropas al mando del Che habían liberado la ciudad de Fomento, también en la provincia de Las Villas, con lo cual había comenzado en el territorio central del país, la ofensiva final contra la dictadura de Fulgencio Batista por parte de las fuerzas revolucionarias que combatían en esa región.

De igual forma, el 20 de diciembre, tropas rebeldes de la Columna 2 Antonio Maceo, al mando del Comandante Camilo Cienfuegos, tomaron la localidad villareña de Mayajigua, e iniciaron la marcha rumbo a Yaguajay, donde se escribirían páginas gloriosas de heroismo, en tanto que las fuerzas del Che ese mismo día, iniciaron acciones sobre los poblados de Guayo y Cabaiguán en su avance hacia la ciudad de Santa Clara, considerada entonces el bastión de la dictadura en el terriotiro central del país.