Archivo por días: 08/31/2012

Emboscada y traición a la guerrilla del Che

Para el destacamento internacionalista del Che en Bolivia, la del 31 de agosto de 1967 fue una fecha negra, pues el Grupo de la Retaguardia que comandaba Vilo Acuña, fue conducido por un campesino traidor a una emboscada en el Vado del Puerto Mauricio, en el Río Grande, donde fueron masacrados por efectivos del ejército que allí le esperaban.

Sobre las cinco de la tarde de ese día llegaron los 10 guerrilleros integrantes del Grupo para cruzar el río por el lugar indicado por el campesino, y cuando todos se encontraban ya en el agua, cayó sobre ellos una lluvia de balas sin que tuvieran oportunidad de defenderse.

Allí murieron de forma inmediata el Comandante Vilo Acuña, jefe del grupo, el Comandante Gustavo Machín y el Teniente Israel Reyes Zayas, todos cubanos. Asimismo perdieron la vida los bolivianos Moisés Guevara, Apolinar Aquino y Walter Arencibia, además de la alemana-argentina Haydee Tamara Bunker.

En ese instante lograron escapar con vida del lugar el boliviano Freddy Maymura y el médico peruano Restituto José Cabrera Flores, pero después fueron capturados por el Ejército y asesinados. Sólo sobrevivió a esta tragedia José Castillo Chávez, quien después narraría con exactitud el hecho.

Este Grupo de la Retaguardia se había separado del grueso del Destacamento poco después de iniciarse dicha gesta y en él se encontraban algunos enfermos e incorporados poco confiables, lo que permitiría que el Che con su grupo avanzara rápidamente hacia la zona donde la guerrilla operaría definitivamente.

Los dos grupos nunca más pudieron reencontrarse a pesar de los esfuerzos de ambos por hacerlo, aunque el Che siempre tuvo la confianza de que esa unión se produciría para operar en conjunto contra el régimen boliviano.

Sin embargo, el primero de septiembre de 1967 el Che llegó a la casa del campesino Honorato Rojas, el mismo que condujo al grupo de la retaguardia a la emboscada, pero no encontraron a nadie en ese lugar.

Tal vez de no haberse producido la masacre del Vado de Puerto Mauricio el día antes contra el Grupo de la Retaguardia, se hubiese producido el anhelado encuentro entre los dos jefes guerrilleros, los Comandantes Che Guevara y Vilo Acuña.

A 45 años de aquel fatídico 31 de agosto de 1967 los cubanos recordamos aquel crimen donde perdió la vida un valioso grupo de combatientes revolucionarios por la libertad de América Latina.