Archivo por días: 03/05/2012

Entierro de las víctimas de la Coubre y la consigna ¡Patria o Muerte!

Cincuenta y un dos parece ser ya mucho tiempo, pero hay hechos en nuestra historia que el tiempo no devora y parecen haberse quedado ahí, detenidos para siempre en el corazón de los cubanos como si sucediesen ahora mismo.

Y así lo fue aquel 5 de marzo de 1960 cuando ante los cadáveres heroicos de las víctimas del sabotaje del buque La Coubre, el Comandante en Jefe Fidel Castro señaló: “No solo sabremos resistir cualquier agresión sino que sabremos vencer cualquier agresión y nuevamente no tendríamos otra disyuntiva que aquella con que iniciamos la lucha revolucionaria, la de la libertad o la muerte, solo que ahora, libertad quiere decir Patria y la disyuntiva nuestra sería ¡Patria o Muerte!”

Desde entonces hasta nuestros días no ha habido ni hay combate glorioso de la historia de Cuba, militar o no donde no haya estado presente esa disyuntiva de ¡Patria o Muerte!, adherida en cada uno de los hijos revolucionarios de este pueblo como la sangre que corre por sus venas.

Así lo demostraron los que combatieron y vencieron en Playa Girón y la lucha contra bandidos en el Escambray, así lo demostraron en Angola, Etiopía y en otras tierras del mundo donde lucharon y murieron miles de combatientes internacionalistas cubanos, así lo demostraron los miles de compatriotas que durante este medio siglo defendieron a la Revolución desde cualquier puesto de combate, incluso en las propias entrañas del enemigo, como Gerardo, Ramón, René, Fernando y Tony, así lo han demostrado y demuestran las decenas de miles de colaboradores de la medicina, la educación, el deporte y de otras esferas que han sabido poner tan alto el nombre de la Patria.

Nuestro pueblo cincuenta y dos años después de que el Comandante en Jefe Fidel Castro pronunciara por primera vez la consigna ¡Patria o Muerte!, reafirma lo que en otra parte de su discurso señalara aquella tarde del 5 de marzo de 1960 el líder de la Revolución: “El pueblo cubano, sus obreros, sus campesinos, sus estudiantes, sus mujeres, sus jóvenes, sus ancianos, hasta sus niños, no vacilarán en ocupar su puesto tranquilamente, sin inmutarse y sin pestañar siquiera, el día que cualquier fuerza extranjera ose desembarcar en nuestras playas, venga por barco o venga en paracaídas, o venga en avión, o venga como venga y vengan cuando vengan”

El ¡Patria o Muerte! de los milicianos de Playa Girón casi un año después fue la reafirmación de que así sería, es y será por siempre.