Archivo por días: 02/02/2012

Dos hechos en la historia: Nacimiento de José Maceo y muerte de Mariano Martí

La fecha del 2 de febrero ha dejado para la historia cubana la ocurrencia de dos hechos diametralmente opuestos: En 1849 nació José Maceo Grajales y en 1887 falleció Mariano Martí Navarro, padre del Héroe Nacional Cubano, José Martí.

El 2 de febrero de 1849 hace hoy 163 años nació en Majaguabo San Luis, José Maceo, quien durante las tres guerras en que participó llegó a acumular una extensa hoja de servicios, siendo herido en 18 ocasiones que avalaron sus ascensos hasta el grado de Mayor General, recibido este último de manos de José Martí y Máximo Gómez, el 28 de abril de 1895.

Acción tras acción se forjaron las hazañas del León de Oriente, como se le conocía a José Maceo, y cuando el 22 de octubre de 1895 parte Antonio Maceo con la invasión hacia occidente, deja como Jefe del Departamento Oriental al ya legendario José. Desde entonces las fuerzas españolas no tuvieron tregua en el territorio por él dirigido.

El 5 de julio de 1896 cuando marchaba a la vanguardia de sus tropas en el combate de Loma del Gato, una bala enemiga mató a José Maceo, a la edad de 47 años. Así terminaba la vida del legendario guerrero del cual diría el generalísimo Máximo Gómez: “(…) él murió en su puesto, arriba de su caballo de batalla para aparecer más alto y hermoso en la historia de la Patria”. Y así lo recuerdan hoy los cubanos y los santiagueros, hoy el el 158 aniversario de su natalicio.

Por otra parte, el 2 de febrero de 1887, hace hoy 125 años, falleció en La Habana, a la edad de 72 años, Don Mariano Martí Navarro, el padre del Héroe Nacional Cubano, quien al conocer la noticia escribió a un amigo: “mi padre acaba de morir y gran parte de mí en él”.

Mariano Martí había nacido en Valencia, España. Llegó a Cuba en 1815, como parte del Ejército Colonialista y en 1852 se casó con Leonor Pérez Cabrera natural de Islas Canarias, de cuyo matrimonio nacieron ocho hijos, siete hembras y José, único varón.

Hasta el momento en que vio a su hijo con grilletes en la cintura y tobillos, Don Mariano discrepaba de las inquietudes revolucionarias de José, pero a partir de ahí lo apoyó en la lucha por la libertad de su patria y compartió con él muchos momentos de la misma, a pesar de ser español.

La muerte de Don Mariano Martí, el 2 de febrero de 1887 entristeció mucho a José Martí, quien entonces escribió a un amigo: “yo tuve puesto en mi padre un orgullo que crecía cada vez que en él pensaba, porque a nadie le tocó vivir en tiempos más viles, ni nadie, a pesar de su sencillez aparente, salió más puro pensamiento y obra de ellos”.