Archivo por días: 10/24/2011

Segunda entrevista de Fidel y Frank en Méjico

Después de su primera entrevista con Fidel en Méjico, el 10 de agosto de 1956 el líder revolucionario santiaguero Frank País García, viajó por segunda ocasión al país azteca el 14 de octubre de ese mismo año para sostener un segundo encuentro con el líder de la revolución y precisar detalles sobre los preparativos de la expedición del Yate Granma y el apoyo que se le debía dar en la isla.

En esta segunda entrevista Frank reiteró a Fidel algo que ya había sido planteado por él en el primer encuentro, el cambio de fecha de la expedición debido a que el movimiento no contaba con los suficientes recursos bélicos para un levantamiento armado a nivel nacional.

Sin embargo, Fidel argumentó no posponer la fecha prevista para la expedición teniendo en cuenta el peligro que representaba mantenerse en Méjico, donde podían perder las armas y todo el trabajo realizado al ser detectados por los agentes del dictador Batista que se encontraban en Méjico.

Ese argumento convenció a Frank que regresó a la isla clandestinamente por Camagüey entrevistándose con el jefe del movimiento de ese territorio para ponerlo al tanto de las acciones que debían realizar los camagüeyanos en apoyo al desembarco de los expedicionarios del Granma. De igual forma, lo hizo en Las Villas y en La Habana, donde también estuvieron los coordinadores provinciales de Pinar del Río y Matanzas.

En los primeros días de noviembre Frank País regresó a Santiago de Cuba, donde se dedicó por entero y con más ahínco a los preparativos para apoyar el desembarco, que debía producirse por un punto de la costa sur de la otrora provincia de Oriente, próximo a Niquero y en una fecha que se conocería cuando Frank recibiera el aviso de la partida de Granma desde Méjico.

De ese encuentro con Fidel en Méjico, Frank regresó además con la designación de máximo dirigente del Movimiento del 26 en la isla, cuando tenía solo 22 años de edad.

Asimismo, en esa entrevista se determinó que la acción principal se produjera en Santiago de Cuba con un levantamiento armado de la ciudad, más otras acciones que tendrían lugar a lo largo de la isla.

A partir de ese momento todos los movimientos de Frank dentro y fuera de la ciudad de Santiago de Cuba, eran semiclandestinos, son el propósito de preservar al máximo al líder revolucionario santiaguero y con él todos los preparativos que se venían ejecutando para apoyar el desembarco de la expedición del Granma, aún bajo la aguda vigilancia del régimen y sus servidores.

Editar