Archivo por meses: Abril 2011

50 años del sabotaje a la Tienda El Encanto

Los días de abril de 1961 previos a la invasión mercenaria por la Bahía de Cochinos, al sur de la provincia cubana de Matanzas, fueron muy difíciles para el pueblo que a lo largo y ancho de la isla debió enfrentar numerosas acciones y sabotajes terroristas por parte de la contrarrevolución con el propósito de crear un clima de tensiones en la isla, propicio para la agresión de envergadura que se avecinaba.

Uno de los sabotajes más sobresaliente de esos días lo fue sin dudas, el incendio que destruyó El Encanto, la mayor tienda por departamentos del país, ubicada en la populosa calle comercial de Galiano en la capital cubana.

Este incendio, provocado por la utilización de fósforo vivo se inició sobre las siete de la noche del 13 de abril de 1961 y debido a su magnitud y el material utilizado para el sabotaje, las llamas se propagaron rápidamente por todo el edificio de varios pisos de altura que horas después se desplomó por la violencia del siniestro.

Bomberos, milicianos, trabajadores de la tienda y hombres y mujeres del pueblo lograron con sus esfuerzos que el incendio no se extendiera a los edificios aledaños, pero no fue hasta el amanecer del siguiente día que el siniestro fue totalmente controlado.

De inmediato se iniciaron las labores de escombreo en busca del cuerpo de una empleada de la tienda, Fe del Valle Ramos, quien al momento de declararse el incendio cumplía su guardia obrera y fue vista por última vez en el quinto piso del edificio, tratando de salvar mercancías. Su cuerpo calcinado fue encontrado una semana después.

Fe del Valle Ramos era empleada de la Tienda El Encanto desde la década del 30. Militante del Partido Comunista en esa época trató de organizar el sindicato, pero no le fue permitido y esto solo pudo hacerse después del triunfo de la Revolución en 1959.

Fe del Valle Ramos al morir víctima de este sabotaje, evidentemente ejecutado por agentes internos de la CIA, tenía 43 años de edad, era casada y con dos hijos, de 14 y 17 años, respectivamente.

Cuarenta y nueve años después de su muerte, a Fe del Valle Ramos, el pueblo cubano la recuerda como parte los más de cuatro mil personas fallecidas en Cuba víctimas del terrorismo organizado y financiado por los gobiernos de Estados Unidos.

Yuri Gagarin, el primero que llegó al espacio

El 12 de abril de 1961 un hecho asombraba al mundo: por primera vez un hombre viajaba al espacio cósmico a bordo de una nave, dando así inicio a la era espacial tripulada.

Al comentar sobre el 50 Aniversario de ese acontecimiento científico, recuerdo que esa gloria correspondió al cosmonauta soviético Yuri Gagarin, que con solo 27 años de edad, fue lanzado al espacio cósmico a bordo de la nave Vostok-1.

En una cápsula de 2,3 metros de diámetro, Gagarin recorrió en 89 minutos una órbita polar, suficiente para realizar varios experimentos científicos previstos por el Programa de Exploración Espacial de la entonces, Unión Soviética, además de guiar la nave y hacerla aterrizar exitosamente en el punto indicado.

Los ojos de este sencillo piloto soviético, devenido en el primer cosmonauta del mundo, fueron los primeros en observar desde el espacio cósmico a la tierra, a la cual denominó el Planeta Azul, por su color predominante debido a las aguas de los océanos.

Yuri Gagarin fue un gran amigo de Cuba y el 26 de Julio de 1961, a poco más de tres meses de su hazaña, viajó a esta isla del Caribe para festejar junto a los cubanos el Día de la Rebeldía Nacional y la Victoria de Playa Girón, acontecimiento ocurrido casi al unísono con su viaje al cosmos.

En esa ocasión, al imponerse por primera vez la Orden Playa Girón en Cuba, Fidel dijo: “Nada más justo que condecorar con la primera Orden Playa Girón al primer cosmonauta del mundo, al Comandante Yuri Gagarin, para que así vayan siempre unidos el recuerdo de esas hazañas que ocurrieron casi simultáneamente y el recuerdo de esas dos grandes victorias por la paz mundial”.

Su vuelo inició dos procesos: la carrera espacial con Estados Unidos que terminó con Neil Amstrong dando “el gran salto de la humanidad” en la Luna en 1969, y el de Gagarin como estrella internacional.

Gagarin recorrió el mundo, recibiendo ovaciones en todos sus rincones. El cosmonauta murió en 1968 cuando probaba el prototipo de un MIG.