Archivo por días: 03/23/2011

Cuito-Cuanavale: símbolo de internacionalismo

El 23 de marzo de 1988 hace 23 años, tropas de Cuba y Angola que luchaban en el sur de ese país obligaron al ejército de Sudáfrica a retirarse de la localidad de Cuito-Cuanavale, lo que marcó el principio del fin del régimen racista del apartheid en esa región del África Austral.

En ese entonces Cuito-Cuanavale era un pueblo olvidado y triste de la geografía angolana que una guerra injusta llevada a cabo por  el régimen racista de Sudáfrica casi borró del mapa obligando a su gente a marcharse de aquel lugar, apoderándose del sitio con el empleo de numerosos soldados apoyados por tanques, artillería, blindados y la aviación.

Con la toma de Cuito-Cuanavale Sudáfrica se proponía destruir la brigada angolano-cubana asentada en ese lugar, permitiéndole así sentarse en la mesa de negociaciones e imponer sus condiciones entre ellas, la formación de un Gobierno de Unidad Nacional MPLA-UNITA, el cese de la ayuda a fuerzas de la SWAPO en su lucha para la independencia de Namibia, además de pedir la retirada de las tropas cubanas de Angola, lo que dejaría a esa nación a mercede del régimen racista del apartheid.

Junto a la brigada angolana de la FAPLA estaban también en Cuito-Cuanavale las tropas internacionalistas cubanas y la defensa de ese sitio se convirtió en una epopeya heroica de vida o muerte para los combatientes de los dos países que habían recibido la orden de resistir a toda costa y costo.

Fueron seis días de heroico combate, de feroces envestidas del poderoso ejército sudafricano que lanzó contra Cuito-Cuanavale todos los modernos recursos bélicos que poseía por lo que aquel sitio se convirtió en un verdadero símbolo de la resistencia y el valor de hombres empeñados en no dejarse arrebatar sus conquistas.

El régimen sudafricano supo durante esos seis días cuánto vale y de qué era capaz la solidaridad internacionalista pues cubanos y angolanos se batieron a sangre y fuego contra los racistas, incluyendo los pilotos de los MIG-23 y la defensa antiaérea que derribó no pocos aviones MIRAGE del enemigo sobre esa zona.

Finalmente, el 23 de marzo de 1988 el ejército de Sudáfrica se retiraba de Cuito-Cuanavale y ponía rumbo a su frontera. La victoria era cierta y los defensores de ese sitio de la geografía angolana pasarían a la historia como héroes de los pueblos de Cuba y Angola.

Con la victoria de Cuito Cuanavale Sudáfrica fue obligada a sentarse en la mesa de negociaciones, a retirar sus tropas de Angola para preservar la independencia de esa nación y logra la de Namibia a través de la Resolución 435/78 de la ONU que así lo establecía.

A 23 años de aquella victoria del 23 de marzo de 1988 Cuito-Cuanavale sigue siendo un símbolo del internacionalismo entre los pueblos.